dieta mediterranea

La gastronomía mediterránea es conocida por combinar alimentos sanos, frescos y naturales en sus platos. Es una mezcla de los distintos sabores culturales de los países europeos con salida al mar mediterráneo.

Nos habla de una cocina específica en sus ingredientes donde la base fundamental es el aceite de olivas, que se usa como aderezo e ingrediente principal de la comida. La gastronomía mediterránea es el encanto y el placer de la buena vida.

La calidad y frescura de los alimentos que se encuentran en la gastronomía mediterránea son los que han dado nombre a la dieta mediterránea. Porque incluye vegetales, hortalizas, carnes rojas, blancas, frutas frescas, pero sobre todo excluye las grasas dañinas, lo que la ha convertido en el mejor modelo a seguir para bajar de peso.

Los especialistas siempre recomiendan el uso de dietas saludables, aquellas que nos permite la adquisición de nutrientes, mientras vamos perdiendo peso. La dieta mediterránea es la mejor opción y la debes aprovechar.

¿Cómo la dieta mediterránea puede ayudar a adelgazar?

dieta mediterranea

Para bajar de peso es necesario mantener unos hábitos alimenticios saludables. Excluyendo los alimentos que nos puedan alejar del objetivo. La dieta mediterránea cumple con los requerimientos de una dieta sana y saludable y es recomendada por muchas organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es la dieta más variada. En ella consigues carne, frutas, cereales, pescado, hortalizas, verduras, pan, frutos secos, grasa vegetal entre otros. Es el tipo de dietas que necesitamos para mantenernos sanos y saludables.

También le Podría Interesar   Dieta del Melón para Dexintoxicarse y Bajar de Peso

Esta rutina alimenticia no consiste en bajar muchos kilos de una sola vez que luego puedas recuperar de inmediato. Pero si combinas una cantidad adecuada de alimentos y ejercicio físico podrás perder peso gradualmente y beneficiarás a tu organismo.

La dieta mediterránea para adelgazar consiste en comer bien. La prioridad son los alimentos ricos en antioxidantes, grasas vegetales no fritas y fibra. Eliminar el consumo de pan blanco, aumenta la ingesta de pan integral y consumir suficiente agua.

Los alimentos básicos en la dieta mediterránea son el aceite de olivas que es una pieza clave y fundamental fuente de grasas. Las hortalizas, verduras y frutos secos como el limón, la naranja, toronja, mandarinas, manzanas, melón, uvas etc.

Las carnes son consumidas en cantidades moderadas, las más usadas son la carne de pollo y pavo, pero la carne blanca del pescado como el bacalao, el atún, el salmón será protagonista. Debe consumirse entre dos y tres veces por semana. La pasta, como principal fuente de carbohidratos.

Muestra de Recetas de la Dieta Mediterránea

Para cumplir con la dieta mediterránea debes consumir por lo menos cinco o seis comidas equilibradas al día (desayuno, almuerzo, cena y dos o tres meriendas entre comidas). El desayuno es imprescindible, no debes saltarlo. Te dará la energía necesaria para resistir el resto del día.

El almuerzo y la cena no deben contener grandes cantidades, debe ser un conjunto equilibrado. Y las cenas esencialmente son a base de vegetales y verduras. Consume ensaladas con mucho color mientras más colorida sea mayor será su contenido de vitaminas y minerales.

Ejemplo del menú de la dieta mediterranea para bajar de peso:

También le Podría Interesar   Dieta para Perder 5 Kilos

Desayuno

– Una taza o vaso de Jugo de naranja o leche descremada con una tostada de pan integral con queso descremado

– Una taza de avena con nueces, una ciruela o una manzana.

– Leches con cereales o galletas.

Media Mañana

1 fruta, tostada o yogurt natural.

Almuerzo

– Una porción de proteínas –pollo o pavo sin piel, pescado- con ensalada al gusto.

– Ensalada de lechugas con granada y limón. Pechuga de aves al horno. Una taza de té.

– Una porción de pescado con vegetales y un yogurt desnatado.

Media Tarde

– Una ración de mermelada de manzanas.
– Jugo de melocotón.
– Una taza de uvas.
– Un yogurt descremado.
– Una taza de nueces o cualquier fruto seco.

Merienda

– Una fruta preferiblemente naranja, mandarinas o toronjas.
– Un vaso de Leche. Galletas sin azúcar.
– Un antojo.
– Una taza de yogurt.
– Una o mediaTostada.

Cena

– Ensalada rallada, de espárragos, de lechuga con tomate, zanahoria, etc. huevo y granos.

– Una porción de pescados, ensalada y quesos.

– Aves al horno con setas y vegetales.

En esta dieta puedes realizar las combinaciones de alimentos que desees conociendo el valor nutricional de los alimentos. Es importante que mantengas una hora continua para comer, así el organismo se adapta a un horario en específico y se eliminan los ataques de ansiedad. Si sufres de alguno lo mejor es consumir frutos secos o media fruta baja en azúcar o un trozo de queso fresco descremado y con poca sal.

Artículos Relacionados

También le Podría Interesar   Dieta Rápida para Bajar de Peso en Una Semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *